viernes, 1 de marzo de 2013

Constancia ~ Capítulo dos

Me visto con un vestido de unos cuantos colores, tardo bastante en ponerme el cancán, siempre le digo a mamá que no hace falta que me quede con tanto volumen el vestido pero ella siempre insiste que es lo que tiene que hacer toda persona perteneciente a la realeza así que me callo porque sé que ella siempre gana las discusiones... Voy a que Roberta(o Robie, como suelo llamarla yo) me maquille porque si tenemos que hacer apariciones en otros reinos siempre tenemos que maquillarnos para dar una buena impresión y de que cuidamos nuestras apariencias. Robbie me pone una máscara de pestañas para que se pongan un poco más oscuras(ya que las tengo marrones), me pone labial rojo pasión y me sonroja un poco las mejillas. Acabo quedando irreconocible{X}.
Me dirijo hacia el cuarto de Caroline, la sigo queriendo aunque ella me trate algo mal, aunque sé que está en la adolescencia, yo desgraciadamente le hacía lo mismo en mi etapa de adolescente.

Pico a la puerta y entro, está decidiendo qué ponerse.
-Yo de ti elegiría el vestido rosa pastel de allí -le señalo el vestido que me gusta.
-A mi no es que me agrade mucho ese vestido -dice indecisa Caroline.
-Es muy lindo -le repito.
-Bueno, sólo por esta vez te haré caso -me dice y se pone el vestido rosa pastel que le he elegido.
-Vale -le sonrío y veo como mi mujercita se hace mayor, no me puedo creer que hace apenas tuviera 3 años...
Me mira indecisa, como si intentara adivinar mis pensamientos y sonrío, me hace gracia.
-¿En qué piensas? -me pregunta.-En ti -le respondo aún sonriendo-; aún recuerdo cuando eras una niñata de 3 años, todo pasa tan rápido... -suspiro con anhelo de aquellos tiempos.-Hay hermanita, ¿ya te ha bajado la menstruación? -se mofa de mí-. Aún sigo siendo la misma, sólo que he... crecido.-No, no eres la misma, nadie es el mismo cuando crece, todos cambiamos, crecemos y por más que digamos que no somos los mismos, hemos perdido esa personita pequeña que vivía dentro nuestro, aunque hay gente, que luego, logra recuperar algo de su niñez, pero nada vuelve a ser igual.-Que filosófica que estás hoy... ¿no? -me pregunta con una sonrisa en su rostro.-La verdad es que sí, hoy tengo más ganas que nunca de volver a ser una niña, no sé por qué; puede que tengas razón y que pronto me baje la menstruación -me río de mí misma.-Para mí hoy es un día cualquiera, no le encuentro nada de especial, hoy será igual que ayer y que mañana, y que pasado... -dice ya cansada de que siempre estemos viviendo en lo mismo.-No, hoy es especial -le digo sonriendo recordando los hechos de esta mañana al despertar-. Hoy mamá ha desayunado conmigo -sonrío como una tonta.-¡No! -grita sorprendida Caroline -. Eso es imposible, mamá nunca desayuna con nosotras -dice bajando la cabeza.-Hoy sí, por eso estoy feliz y a la vez triste, porque también había mi pastel preferido, aquí hay algo que me huele mal -digo pensando en eso-, luego me ha dicho que tenemos que ir a algún sitio, que yo tengo que ir sí o sí pero que tu eres prescindible y... tengo miedo.-Hermanita, no te pasará nada -me dice abrazándome.-¿En qué momento hemos cambiado los papeles en nuestra relación? -pregunto riéndome por su reacción de protectora.-No lo sé -dice negando con la cabeza. La levanta y me mira, ve que la observo y sonríe.
Guardamos silencio unos escasos segundos abrazadas, nos interrumpe Dorothy diciéndonos que tenemos que partir hacia Montenegro. Allá vamos. A saber lo que me va a deparar el futuro... Espero que no sea tan malo. De momento, prefiero no empezar con mis paranoias, intentaré disfrutar del viaje.
Salimos del castillo y nos subimos al carruaje, hoy nos ha tocado con Amanda, es una yegua blanca a la que adoro, cuando era pequeña y mis padres no estaban en el castillo(era entonces cuando Dorothy me cuidaba) pues siempre me llevaba a ver a los caballos y yeguas, para aquél entonces Amanda era una potranca y yo rápidamente le cogí cariño y le di un nombre. A las espaldas de mis padres y de cualquier persona real, yo montaba en Amanda, lo tenía que hacer a espaldas porque siempre estaba mal visto que las mujeres intentáramos hacer cosas de hombres, espero que el machismo acabe algún día pero de momento, supongo que tendré que acarrear con las consecuencias de que la gente piense que los chicos-hombres sean mejores que las mujeres.
Con mi hermana vamos viendo a otros carros pasar, el paisaje: montañas con el pasto verde hierba y algún que otro arbolecillo. Sonrío inconscientemente porque me parece muy bonito que la natura esté tan en armonía con ella misma.
Me giro y veo a mi hermana leyendo, no sé qué lee pero me da cosa preguntarle, siempre se enfada cuando la gente la interrumpe si está leyendo. Veo que se ha colado una mariposa en el carro, sonrío al verla y la intento coger con mi mano, se posa sobre mi dedo índice y la observo sonriendo como una tonta. Es amarilla con unos detallitos negros en los bordes de las alas, que por cierto, son muy grandes. No me da tiempo a observarla más porque desprende el vuelo de nuevo y se va hacia mi hermana, la sigo con la mirada. Al ver como la mariposa se le posa sobre su libro y le interpone su lectura se enfada con la mariposa y casi la aplasta, pero creo que ha pensado que si tiene sangre y restos de mariposa entre las letras de su libro, no podría seguir leyendo porque las letras no se entenderían, me río. Ella se gira y se da cuenta de que alguien la estaba observando en su duelo contra una mariposa.

Nos dicen que hemos llegado, el tiempo pasa volando cuando te lo pasas distraída. Salimos del carruaje, primero Caroline y luego yo. El castillo está cambiado, antes era más... acogedor. Ahora es más oscuro, parece que le falta una chispa de vida. Paso poco a poco observando en todo lo que ha cambiado todo desde los 8 años que no voy por allí. Han crecido los arbustos, el reino ya no es lo mismo desde que la madre de James murió, según me han informado, eso es reciente y por eso ahora el reino está tan mal ya que ahora Alfonso III(rey de Montenegro) ha caído en una grabe crisis psicológica. Por eso creo que tenemos que ayudarlos de alguna manera, pero no sé cómo.
[...]
-Hola querida Rosemonde -le dice James a mi madre en un tono cordial, demasiado cordial para ser él. Se gira y me ve y sigue saludando así tal cual el muy estúpido-. Rebecca -me menciona y me mira de arriba abajo-, estás muy bien- sonríe y consigue que todo el buen humor que había conseguido durante lo que llevaba de mañana, se esfumase en un instante. Mira hacia mi lado y ve a Caroline-. Y tú, debes de ser la hermana pequeña de Rebecca, no sé tu nombre, si fueras tan amable de decírmelo... -le sonríe.
-Me llamo Caroline -dice Caroline tímidamente-; la familia y amigos me llaman Carol.
-Con eso insinúas que te llame Carol y que te considere a) mi amiga    b) mi familia -le dice riendo.
-Pues no sé -la pequeña Carol se ha sonrojado, es muy tímida pero a la vez enseguida coge la suficiente confianza con la gente y luego se vuelve extrovertida y todo.
Ambos en la sala reímos por esa conversación tan rara que acaban de tener Caroline con James.
-Bueno, lo siento pero voy a cortar el rollo aquí, no intento ser descortés madre pero, ¿para qué me habéis traído aquí? -pregunto cortando cualquier tipo de risas en la sala.
-Bueno pues, tenéis que saber querida hija que tienes que saber que -está pensando, mal, mi madre es de decir las cosas muy directas, no quiero que piense, ¿por qué tiene que pensar? Es algo malo. Lo sé, pero... ¿qué?- anda, díselo tú James, que yo no puedo, enserio, lo siento Rebecca, tienes que aceptar que es lo mejor para el reino, estamos en una profunda crisis económica y social, necesitamos salvar al pueblo -dice sollozando mi madre.
-Madre dime que pasa, o James. Da igual. No puedo más con la intriga.
-Mira, lo voy a decir directo y sin rodeos: Rebecca, nos han organizado una boda concertada.

7 comentarios:

  1. Ya me parecía a mí que iba a terminar en esto xD. Todavía no puedo decir nada, pero espero que James sea un buen chico :3 y apuesto que a Rebb (por cierto, qué lindo nombre) no le hace mucha gracia todo esto xD.
    Ya estoy esperando el próximo capítulo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj bueno pues no sé como se lo tomará Rebb... bueno, sí lo sé pero no puedo decir nada! $: Cuando pueda la sigo! ^^

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el lugar de fondo <3
    Arrg se van a casar, pero algo de James me preocupa o:
    ¡Quiero quiero quiero quiero sabeer!

    ResponderEliminar
  4. Se van a casar O.O no tiene buena pinta el James ese... ya se verá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja no puedo decir nada a lo que respecta pero todo se verá y se entenderá en su momento ^^

      Eliminar